26 de mayo de 2016

DESIDIA POLÍTICA Y COSTE DE LAS ELECCIONES

Nuestros políticos, los que ahora luchan encarnizadamente por gobernarnos, han supuesto al país un coste económico que si bien, no he tenido oportunidad de cotejar, de saber números exactos, presupongo que habrá sido bastante alto.

Por si esto fuera poco, con la campaña electoral venidera nos encontramos que los que aspiran a gobernar la nación ni siquiera se han puesto de acuerdo para abaratar los costes de una nueva campaña electoral que evidentemente elevará la ya elevada cuenta que nos va a tocar pagar.
Partiendo de ahí, no puedo mas que asustarme de lo que nos espera a todos los españolitos, gobierne quién gobierne. Nunca se ha puesto tan en evidencia que los políticos no aspiran más que al poder, dejando el compromiso de mejorar el país a un segundo plano.
El gobierno en funciones no gobierna, hace campaña. Los aspirantes hacen campaña y como nuestro país se les ha  quedado corto, la hacen desde otros países, como Venezuela. Unos para dárselas de diplomáticos y los más para poner en evidencia el peligro de Podemos por sus conexiones con el gobierno de Chávez. Así que, a los costes naturales de toda campaña electoral  vamos a tener que sumar los costes de tanto viaje transoceánico...

Veremos a ver en que termina todo esto.


Las estadísticas en las que se nos informa de la situación real de la población española no son creíbles. Se trata de estadísticas donde se recaba información sobre la economía en los hogares españoles. De las personas que están en situación de calle o las que pertenecemos a pisos de asistencia, de albergues y en definitiva de personas que no tienen hogar propio no se dice nada. No estamos en las estadísticas.

Por tanto, como no va a existir una desidia generalizada en los españoles sobre nuestro derecho y nuestra supuesta obligación al voto. 
Estamos presenciando un vodevil político. Nadie se preocupa de los problemas que acucian a la sociedad; tan solo ansían el voto para ejercer el poder. Es muy triste ver que para las coaliciones de los partidos, lo que prime sea si me vas a poner de Vicepresidente o de cuantos sillones reservas para mí partido. Como digo, teatro "burlesque".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario! Aparecerá dentro de poco publicado