15 de enero de 2020

Una Maravillosa experiencia



El día 10 de diciembre la Asociación Realidades en colaboración con una agencia de publicidad llamada El Caso Winslow programaron un evento titulado "Recetas de la calle" en la que participamos varios personas. La iniciativa era que las personas que no disponemos de un techo propusiéramos recetas que nos recordaran las Navidades y explicáramos el porqué. Al evento acudieron personas relacionadas con la música, el deporte, la radio y la televisión. Mi receta fue un redondo de ternera relleno de frutos que me recordaba las reuniones familiares.

La finalidad del evento era dar a conocer a la sociedad el problema de las personas que viven en una situación de exclusa social. Se vivieron situaciones de todo tipo, divertidas, alegres y sobre todo emotivas al relatar nuestras vivencias. Unas de las cosas que me sorprendieron fue cuando Julio el chef que nos orientaba un poco en la preparación  de las recetas nos explicó como había llegado hasta su situación laboral; porque también vivió nuestra situación de calle al emigrar a Londres para poder comenzar una nueva forma de vida. Con ganas y no rendirse nunca consiguió rehacer su vida.

Lo único que me queda por añadir es el agradecimiento a todas las personas que participaron y hicieron posible este acontecimiento

Muchisimas gracias a todos por esta oportunidad.

El derecho al honor

El derecho al honor se puede definir como el derecho a que se respete la imagen pública de un colectivo derivada de sus propios actos y comportamiento. Pero a día de hoy, donde se habla mucho de perdón, de aceptación, de empatía, aún muchas personas o colectivos se ven perjudicados por no ser respetados. Por ser un sin techo, un inmigrante o por pertenecer a un colectivo de orientación sexual diferente la gente nos mira de una u otra manera. Un negro es un muerto de hambre, es un ladrón, nos quita nuestro puesto de trabajo, es un inculto. Lo mismo una persona que vive en la calle es un drogadicto, un violento, un ladrón...Por ser diferente por tu situación social, entras alguna parte y la gente te mira como si fueras un extraterrestre; no se respeta el ser humano en sí mismo, pero se respeta la apariencia de una persona por su elegancia, por lo que tiene.

Hermanos nos equivocamos mucho en el momento de definir una persona. El ser humano tiene muchas facetas, en todos los colectivos hay gente buena y gente mala. Cuantas personas de buena situación social han matado a sus mujeres y hijos, cuantas veces se oye hablar de la corrupción en la administración. Pero vemos a una persona por ser pobre directamente agarramos con fuerza nuestro bolso, o nos levantamos de asiento por no querer compartirlo con un inmigrante. Antes de juzgar a una persona démosle la oportunidad de que nos demuestre que es buena o mala. Así tenemos que respetar el honor de cada uno cual sea su rango social. Todos los seres humanos lo queramos o no son hermanos y tan podrida que sea nuestra mano no vamos a querer cortarla y tirar sino intentar curarla.


     

PARA UNA AMIGA

ESTO va para una amiga que a pasado por la misma situación que yo o parecida .
 
La vida de una mujer maltratada por alguien es una persona que esta vulnerada ante los demás pero que gracias a una entereza y una fuerza que no se sabe de donde sale logramos salir de este mundo de maltratadas y nos volvemos luchadoras, emprendedoras y nuestra estima la logramos subir hasta tener un empoderamiento total que lo mostramos o demostramos en unas actitudes colosales y majestuosas ante los demás y para nostras mismas que nosotras nunca las hemos podido demostrar y sacar al exterior.

Esto que acabo de narrar nos a pasado a mi amiga de corazón y que en estos momentos la puedo considerar como la mejor y mas luchadora del grupo y que deseo de corazón volver a ver a esa luchadora.

FELICIDADES CHARO ERES GRANDE.
 






Respeto al honor

El tema de hoy hace referencia a nosotros y a nuestros actos y comportamientos ante la sociedad.

Siempre hablamos de un respeto de las personas pero nosotros también tenemos que tener uno hacia las personas que nos rodean, sobre todo en el sentido de que si dormimos en calle el estereotipo que tenemos es que dejamos suciedad en la misma, vamos o estamos sin asear oliendo mal y que nos dejamos de la mano de dios por estar así. Nosotros con nuestra cabeza tenemos que darnos cuenta los primeros en que tenemos una imagen unos deberes y unas obligaciones, que tenemos que considerar primordiales para tener buena imagen y un respeto para con todo el mundo y que ellos lo tengan con nosotros.

Sabemos que la gente nos considera como marginados pero muchos de los mismos, no lo son sino que lo ocultan por miedo a demostrarlo ante las personas que lo pueden valorar.

Para una persona de situación de calle o en riesgo de exclusión social lo primordial es tener su AUTOESTIMA valorada  su mente limpia y el respeto por los demás claro.

NOSOTROS RESPETAMOS Y ELLOS RESPETARAN Y NOS VERÁN DE OTRA FORMA
COMO PERSONAS VALEDORAS.

23 de diciembre de 2019

Qué bonita la vida



Qué bonita la vida cuando sientes esa paz tan deseada, cuando no tienes preocupaciones que no puedas solucionar. Cuando ves a una pareja besándose a la luz de una farola, cuando ves que la vida te da lo que tú estas buscando. 

Nada más que tú, la naturaleza tuya propia. Siendo esa persona que siempre quisiste ser y quien sabe algún día. Con tus defectos y tus virtudes, cuando crees que puedes volar sobre las montañas. 

Cuando te sientes libre como un pájaro que vuela hacia su nido a cuidar de sus polluelos, ves a las personas de otra forma y no te amargas porque esa persona no eres tú, que cuando se dibuja una sonrisa en tu cara. Cuando no tienes que estar constantemente mostrando una cara que en realidad no tienes esa mascara que te salva de las preguntas indiscretas de la gente. 

Solo quiero ser yo y ser feliz de como soy ahora y de como seré, espero, en un futuro no muy lejano. Me gusta ver que nada ni nadie te puede echar un día por tierra. En fin, una persona en todos los sentidos de la palabra y no ser un ser amargado, un cascarrabias que está en la puerta de su casa criticando a los que no piensan como él.

Ser lo más feliz que pueda. Porque en fin, no nos engañemos, todos queremos ser felices y ser aceptados por esta sociedad cada vez más exigente. 

Estamos de acuerdo que no existe la felicidad plena, pero me gustaría acercarme un poco a eso que llaman felicidad y que un día sentí que recorría todo mi ser, que un diagnostico no cubra mi vida por completo, además no la llevamos tatuada en la frente, pero sí en el corazón. Y es ahí donde es más difícil de borrar, pero esperas que tu lucha algún día gane las batallas y por fin la guerra. Y aunque no seas tú al cien por cien lo puedas ser a un ochenta por cierto. 

Felicidad, nueve letras que mueven montañas y hasta te hacen recorrer desiertos sin apenas agua.

Coyote

11 de diciembre de 2019

Regalos por Navidad



El Vaticano habilita por Navidad sitios o plazas para que los sin techo se afeiten y se laven, y reparte sacos de dormir, para las personas que pernoctan en los alrededores. También paraguas por si llueve, todo ello donado por los turistas que se dejan o se olvidan , ¿es una broma?

Bueno pues según la religión católica hay que dar de comer al pobre, pero no solo por Navidad, sino todo el año, que para eso da la casualidad esta forrada de pasta, (dinero) no pasta de comer, que ya sabemos que el Vaticano esta en Italia.

Qué casualidad, el tal Jesús, resulta que todos los años muere en una cruz y no de hambre, eso sí resucita siendo pobre, pero lleno de regalos.

Será por eso que los alimentos ¡que casualidad! suben de precio. Compra un jamón y ya verás cómo se te quitan las ganas de comprar otra cosa, a parte de langostinos, sidra y champán para celebrarlo. ¡Ah!, y los regalos para las personas queridas, pero el resto del año, ¡na de na! Ni siquiera te relacionas con esas personas.

En los comedores sociales, también tienen la costumbre de regalarte algo, a parte de comida, pero también el resto del año de regalos, ¡na de na!

Si podéis ver una película, creo que se llama Plácido, (ya sabéis, la de "pon un pobre en tu mesa"). Parece ser que en tiempos de la dictadura, por Navidad la gente de postín y con dinero hacían apuestas a ver quién se llevaba esa noche a su casa a la persona más pobre y más desastrosa que hubiera. Todo parece indicar que es una broma, pero en realidad era verdad.


                                   

5 de diciembre de 2019

Hay cosas que no me entran en la cabeza y una de ellas es porqué unos señores ministros y otros gobernantes tienen derecho a después de terminada su candidatura a pensiones de por vida, mientras que cualquier trabajador tiene que cotizar 40 años para poder tener su jubilación.
Además obtienen pensiones de miles de euros mensuales, es una injusticia, así está España, estos señores cobran mientras el pueblo sufre.