21 de enero de 2021

RENTA MINIMA VITAL

 Bonita frase para ponerla en el banco de alguna plaza o mesa del despacho de aquellos que se pusieron las medallas al anunciarla por decreto ley,me entristece llegar a pensar el descaro y talante hipócrita en lo que se han convertido algunos de nuestros políticos demostrando que en su representación del pueblo pueden manipularlo,he de decir que jamás estaré de acuerdo por muchas velas que pongan en el pastel del engaño,quiero creer que en política no debería valer todo.

Me viene a la memoria esa célebre frase de....Donde dije digo,ahora es Diego,esto viene como anillo al dedo para hacer constar mi total reproche ante tales muestras de cinismo,me gustaría saber dónde está llegando esa ayuda prometida y tan necesitada por las personas sin un techo o abrigo,simplemente por el hecho de poder pagarse una habitación,espero que al menos no pierda la esperanza de llegar un día a recibirla como sucede a muchísimos compañeros.

Señores políticos déjense de una vez por todas de batallas triviales e ideológicas y pónganse las pilas,queremos realidades y no propuestas camufladas en bonitos discursos ,pidiendo a la gente sacrificios para manipular las arcas y aprietense ustedes por una vez el cinturón,la situación de por sí ya es demasiado grave para continuar con la farsa,cumplan lo que prometen basta ya de tanto juego que no nos conduce a ningún sitio,nuestro país no se merece esto de ustedes,fueron elegidos para levantarnos y no para hundirnos.G.R

20 de enero de 2021

UNA SALUD PERDIDA

Hoy hablamos de un enorme escollo en estos momentos y a esta altura de la tercera ola por la maldita pandemia la cual no para de recordarnos lo frágiles criaturas que somos y demostrar las carencias sanitarias ante un problema de tales dimensiones,sin lugar a dudas tenemos una sanidad que desearían infinidades de países aún así este insignificante bichejo nos ha pillado con incertidumbre y falta de reacción al igual que nos ha enseñado ha unir nuestros esfuerzos para combatirlo.

Es en estos momentos es cuando nos damos mayor cuenta de las necesidades de las personas sin hogar,personas las cuales siguen olvidadas en las trágicas situaciones al no poder disponer de medios necesarios para defenderse de ellas,

Son muchas las pérdidas ocasionadas hoy,se cuentan por miles,víctimas de la ineptitud de un gobierno lento he impreciso para tomar decisiones,no cabe ninguna duda que si estás de hubiesen llevado a cabo en el instante preciso se hubiesen evitado  gran parte de ellas, lamentablemente no se puede ya dar marcha atrás a los acontecimientos,hemos visto Unidos y trabajando codo con codo a médicos,personal sanitario,voluntarios,fuerzas de seguridad y todos aquellos anónimos que a riesgo de sus vidas han luchado contra esta dramática enfermedad,a ellos mi más sincero reconocimiento.

Ahora yo pregunto cómo parte de ese co!ectivo dependiente de nosotros mismos y por razones obvias de exigir el derecho a una vivienda quien nos garantiza una sanidad y seguridad que no disponemos como ciudadanos,nos vimos a merced de un confinamiento tardío sin medio alguno de subsistencia tanto en el ámbito personal,higiénico y sanitario,cientos de puertas cerradas sin saber si comerías o te detendrían por estar en el lugar que habitaban os,la calle,nos faltó la ayuda necesaria para o contagiarnos o el reconocimiento y respeto por parte de la sociedad en la que vivimos,no era de extrañar ver a compañeros rompiéndose la cabeza para seguir adelante,el estrés  psicológico fue inimaginable,sus consecuencias dramaticas ,solo pido no se vuelva a repetir dicha situación, nosotros también somos vuestra sociedad pero por encima de todos seres humanos.G.R







 


 





La vida en sí es toda una historia

Pienso que la enfermedad mental es lo peor que existe, más que cualquier otra, la depresión, la ansiedad, etc.

No tener dinero influye bastante.

Lo que está pasando con la sanidad es fatal, todo es coronavirus y no se ve otra enfermedad, y claro, además de eso hay mucho pánico.

Lo de la borrasca Filomena ha sido unos días, ha afectado para salir, a los comedores, a los autobuses...te escurres y te caes..

Lo sentimental también influye mucho, el encontrarte solo. El móvil te ayuda mucho en ese aspecto, para conectarte con los demás.

Isabel Cencerrado.

Derecho a la salud, un eufemismo perverso

Por primera vez toda la población del país se ve sometida a la carencia de derechos sanitarios que suele afectar a las personas sin hogar, lo aberrante de las decisiones administrativas que afectan a las personas excluidas de su propia vida y por ende de sus derechos más básicos. 

A pesar de la magnífica entrega del personal sanitario el número de fallecidos sigue cada día adquiriendo características vergonzantes, se ha decidido dejar morir a personas simplemente porque, a criterio de las administraciones públicas y privadas, eran ya muy mayores; cuando la eutanasia aun no era legal el estado abandonaba en las calles a numerosas personas cuyo hogar era un pedazo de acera, algún colchón y unos harapos que hablaban de la cantidad de tiempo que llevaban expuestos a las miradas de quienes circulan cotidianamente en los vehículos de los servicios sociales que a diario transitan por la ciudad de Madrid, personas expuestas a sus enfermedades y a toda la fauna de microbios que habita el suelo que pisamos, efectivamente aquellas personas no estaban condenadas a muerte, estaban condenadas a algo mucho más cruel, a pudrirse.

Los dogmas suelen estar al servicio de los mayores crímenes y atrocidades de la historia, no me refiero únicamente a las guerras, todos sabíamos que las festividades producirían los cadáveres que están alimentando las estadísticas y los que están por venir, pero nadie opto por anular las “fiestas”, proactividad cero y a contar cadáveres, y todo ello porque parece que hay supersticiones impostergables, acaso seremos más proclives a lamentar que a pensar……. consecuencia que demuestra cuán arrodillados estamos ante cuestiones tan superficiales. 

Se suele mirar a una persona en situación de calle desde el prejuicio de que algo habrá hecho para llegar ahí, hoy nos miran a todos con esa misma estúpida soberbia, es la única explicación que le encuentro al absurdo ritmo que imponen las autoridades en la planificación de la campaña de vacunación, y esto me lleva a una visión, un belén repleto de cadáveres. 

Durruti

HAIKU tras filomena

                                    LLEGO LA FILOMENA Y FORMO LA MARIMORENA

                                     Y AHORA LLEGA NEPTUNO Y NOS DEJA EL AGUA.

                                      PERO EL REMATE ES QUE SIMON NO NOS CONFINA 

                                      Y LLEGA LA FILOMENA Y NOS DEJA CONFINADOS .

La Salud en España

El sistema Sanitario en España por lo general es bastante bueno, pues todas las personas tienen acceso a el. En el ultimo año se le ha criticado mucho pero es que no estaba preparado para una epidemia de tanta magnitud por lo que se ha visto desbordado. Después nos a llegado Filomena y ha complicado aún más la situación puesto que ha dificultado mucho más los traslados de pacientes con otras patologías. Lo único que esperamos es que el gobierno invierta más presupuesto en la contratación de personal y medios porque sin estos recursos es casi imposible mantenerla. Sobre la salud mental yo por suerte tengo ayuda psicológica pues durante el confinamiento lo pase bastante mal y gracias a esta ayuda he podido seguir adelante.

EN QUÉ INFLUYE FILOMENA EN LA SALUD

Influye en todos los aspectos tanto MENTAL, EMOCINAL Y SENTIMENTAL. 

FALTA de MÉDICOS, transporte público, y la exclusión para los extranjeros.

También ha afectado mucho en los bares, comedores, hostales, pensiones para quien vive en las calles.

No tienen dónde dormir ni comer y también FILOMENA ES OTRO EJEMPLO DE SUS DIFICULTADES. Ha dejado a muchas persona en estado muy alto de necesidades económicas y la mala atención e importancia de los en hospitales tanto públicos y privados. La  SALUD es muy importante para todo nosotros para poder seguir adelante y superar esta mala PANDEMIA que estamos llevando en todos los años para acá .