5 de marzo de 2015

Secuestro fantasma

Los tipos de secuestros con engaño, suelen ser exportados por ciudadanos latinos o del este de Europa, que ahora parece que están de moda. Los presuntos delincuentes rastrean por Internet todos los datos, incluso el número del teléfono de la víctima, suelen decir por teléfono que tienen secuestrado al hijo o algún familiar cercano, con pruebas de voz y pidiendo un rescate, por supuesto no llamar a la policía.
¿Cómo puede saberse la verdad? Se imagina uno que los hijos menores están controlados por los padres, el colegio y todo su entorno en general, rápidamente se darían cuenta de la falta en el hogar. Pero la primera impresión es la que cuenta si reciben una llamada de esas características, se le ponen los pelos de punta y angustia. Pagar el rescate es lo primero.
Así que lo primero que hay que hacer es ver si la información es correcta y después denunciar el número de la llamada aunque normalmente es un número desconocido, pero eso la policía puede averiguarlo, no seamos tontos.

Es una forma de delincuencia como otras, solo que estas no están encubiertas no como otras que si, y lo están porque forman parte de un régimen corrupto. Esas no son delito.



3 comentarios:

  1. Pues hay que tener mucho cuidado con los datos que se cuelgan en el ciberespacio!!!!

    Blogueros, cuidadín cuidadín!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa Miren, que es una gran seguidora del blog y siempre participa! :)

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! Aparecerá dentro de poco publicado