13 de julio de 2017

Renta Minima


Según el artículo 41 de la constitución "los poderes públicos mantendrán un régimen de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficiente ante situaciones  de necesidad, especialmente en caso de desempleo".
Sin embargo, en España no existe un sistema público estatal de  servicios sociales, recayendo esas funciones, rentas mínimas entre otras, en Comunidades y Ayuntamientos.  Algunas Comunidades pagan la cuota más alta que otras, se debería cobrar en todo el territorio lo mismo sin distinción, ya que es un derecho para todos igual. No se asegura a toda la población los recursos básicos para la supervivencia digna. 
Tendrían que erradicar esas prácticas abusivas y no reglamentarias como "de qué ha vivido usted hasta ahora, si no tenia ingresos suficientes". Erradicación de toda practica que dificulte el empadronamiento de las personas sin hogar o en situación de precariedad habitacional, y también las practicas por las que se está denegando o suspendiendo la RMI a esas personas en situación  vulnerable que les impide empadronarse donde viven pese estar acreditada por los informes sociales de su centro de Servicios Sociales.
Deberían poner un abono social de transporte para todas las personas beneficiarias de la RMI, para facilitar movilidad, la búsqueda de empleo y el cumplimiento de sus obligaciones.
Entre aquellas medidas que implican cambios en el reglamento o en la ley, tienen especial urgencia aquellas que están penalizando a las unidades de convivencia a las que su carencia de medios obliga a compartir domicilio con otras, con o sin parentesco con ellas. Supresión de la penalización que se aplica al importe de la RMI de aquellas unidades de convivencia que residen en el mismo alojamiento que otras personas que también cobran RMI.
Por ejemplo, evitar situaciones extremas como la de que deniegue por exceso de ingresos de RMI a una  persona  sin ingresos que viva con un primo que ingrese 550 Euros al mes.
Deberían no poner tantas trabas a la hora de solicitar el RMI, que según parece es de 3 a 12 , y agilizar los trámites. Si una familia deja de percibir sin previo aviso el RMI, tardará en  arreglar otra vez los papeles por lo que pondría en riesgo su casa al no poder pagar el alquiler con consecuencia de ser desalojada. Y si por acaso en algún sitio para no dormir en la calle la acusaran de "okupa" y no se gestionará un alquiler social, por antecedentes.
Otras cuestión es: ¿Quien vive actualmente con 400 Euros al mes, con lo caro que esta la cesta de la compra?

Fuente: http://madrid15m.org/la-renta-minima-de-insercion-no-cumple-sus-objetivos/


2 comentarios:

  1. Hola a todos/as. Soy una mujer de treinta y tres años nacida en España. Hace tres meses que envíe la solicitud y la documentación requerida para el RMI. También comencé a reunir dicha documentación a partir de febrero de este año 2017 y aún sigo esperando, aunque puede llegar a ser frustrante. Leí hace no mucho tiempo un artículo en Internet, en concreto del periódico digital 20 Minutos - por cierto, es del año 2013 -, y todavía no entiendo cómo es que alguien necesitado tenga que esperar tantísimo tiempo en recibir una ayuda económica cuando lo establecido son tres meses como máximo. Yo me encuentro en situación de exclusión social ya que llevo unos ocho años sin tener un trabajo y no dispongo de ninguna fuente para obtener mi propia economía, por mínima que ésta sea. A pesar de tener un techo, tan sólo dispongo de un pequeño ahorro como regalo de mi difunto abuelo y lo poco que me puedan dar mis padres, ya mayores, con su ridícula pensión. Soy consciente de que hay personas que están en peor situación que yo, aunque las personas que no tengan ningún ingreso y que no puedan generarlo tampoco deberíamos ser ignorados. Ningún ser humano en dificultades de necesidad debería ser ignorado, pero parece ser que en esta tan penosa España es algo que sucede a diario, a todas horas, sin importar los más débiles. Lamentablemente, bajo mi experiencia y mi humilde opinión, no tengo ninguna esperanza de que esto pueda mejorar. Tal vez puedan pasar dos años perfectamente y no haber recibido la ayuda económica que necesito. Hay gente que me ha llegado a decir que me rindo fácilmente ante cualquier dificultad, y tal vez tengan razón en algunas cosas, pero sé que cualquier intento de ser una persona independiente de manera económica siempre se ha ido al traste, o directamente, ni si quiera llegó a realizarse. Nadie, salvo mi familia y como buenamente pudieron, me dio la oportunidad de poder trabajar, aunque fuera un trabajo de poca monta con un sueldo bajísimo y en condiciones de semi o total esclavitud. Sea por el motivo que sea, nadie vio en mí las cualidades necesarias y empiezo a pensar que, quizás, nunca he encajado en ningún perfil. Acabé mis estudios con el título de Bachillerato y aún así sigo sin esperanza de encontrar nada aquí. También empiezo a pensar que aquí en este país, al menos porque es lo que más conozco - apenas pude salir y conocer mundo con diferentes perspectivas -, lo que hay es una crisis que no es sólo económica y que tiene muchas vertientes. Un mal endémico que no se cura de la noche a la mañana y que, a falta de una revolución de las ideas que nunca llegó a España con la época de la Ilustración, estamos condenados a ser lo que algunos autores contemporáneos están cuestionando e incluso afirmando, y es que los españoles somos unos mediocres. Puede que a algunos/as les escueza, pero es una realidad que se palpa a diario, en cualquier parte y en cada estado de la sociedad. Así que, como dije anteriormente, no tengo ninguna esperanza de que esta situación mejore sino todo lo contrario, máxime cuando la inmensa mayoría de la gente no se pronuncia contra estos atropellos y se dejan llevar por unos y por otros de tal o cual ideología - e incluso se ríen de los que se esfuerzan -. Somos unos borregos y como masa que somos nos dejamos manipular por quienes tienen la sartén por el mango, pero a mí no me esperarán por estas tierras. Mi intención es que, en la mayor brevedad posible y con ayuda de mis seres queridos, ponga rumbo a una cuidad francesa, donde me espera la vida digna que nunca me darán en España. Sí, tengo que aprender a hablar francés, pero eso no es nada en comparación con la recompensa y la satisfacción de poder vivir como nunca hubiera soñado y sin pretensiones. No sé si eso mismo es lo que quieren estos políticos, dejar que lo bueno de este país se fugue a otros países e incluso a otros continentes. Lo que yo quiero está más que claro y no tengo intención de volver. Luego que nadie venga a quejarse cuando no sirva de nada, pero si eso es lo que quieren todos, eso tendrán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. creo que tienes toda la razon, pero no cambies el rumbo, sigue luchando seguro que lo consigues. gracias por el comentario, salud y buena suerte.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario! Aparecerá dentro de poco publicado