8 de enero de 2015

Ser feliz y no tener malos pensamientos

La libertad de expresión es el respeto a las otras personas. Cada persona es dueña de sí misma, como quiera, y es libre de pensar lo que quiera sin hacer daño a nadie. 

Estoy contra la violencia y contra el terrorismo, eso nunca jamás, no hay que ser fanáticos de nada hay que buscar la felicidad.

2 comentarios:

  1. Gracias Cristina por tus palabras, efectivamente somos libre para expresarnos como queramos, con el límite del respeto al otro. Los sucesos de París y Francia no nos pueden dejar impasibles, ahora bien la violencia no está justificada. Entiendo que es el tiempo de buscar soluciones de entendimiento, en vez de implementar políticas de miedo entre la población. Belén

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! Aparecerá dentro de poco publicado