17 de enero de 2018

GRACIAS ESTHER

      La Comunidad de Madrid no paga a las ONG la subvención del IRPF que está obligada a pagar y no se saben cuándo se van a dignar. Para el contribuyente esto quiere decir que la casilla que marcaron en su declaración de la renta para destinar el 0,7 para las ONG, pensando que los organismos pertinentes se iban a encargar de distribuir este dinero, no se está gestionando según sus deseos. Para los usuarios de estas asociaciones es un verdadero drama. Aquí tenéis un enlace a la nota de prensa de la Plataforma del tercer sector que explica muy clarito como están las cosas. 

      Las Asociaciones tienen unos presupuestos anuales para realizar los distintos servicios para ayudar a las personas en riesgo de exclusión social y si sobra algo se devuelve, vamos que no tienen un duro porque nadie trabaja en esto para hacerse millonario. Estas son asociaciones sin ánimo de lucro, pero de verdad. 

     La Asociación Realidades lleva 25 años prestando servicio a los ciudadanos en riesgo de exclusión de esta ciudad. Esta asociación está formada exclusivamente por profesionales del sector que cada fin de mes cobran su sueldo porque ellos también tienen la mala costumbre de comer todos los días, necesitan una vivienda, luz, gas, teléfono y, de vez en cuando, tomarse unas cañitas con los amigos.

     Hoy cuando he acudido a la cita con mi psicóloga me entero de que la han despedido, no hay dinero. Si esto llega a pasar hace dos años ahora mismo tendría un enorme ataque de desesperación. Cuando una llega a según qué situación a la que no sabes muy bien cómo has llegado, que te agarrota el cerebro haciéndote perder tu identidad y tu autoestima, necesitas ayuda para volver a encontrarte y poderte enfrentar a la vida como cualquier ciudadano/a. Yo hace tiempo que recuperé la capacidad para vivir por mi cuenta como cualquier hijo de vecino de esta ciudad que no tiene un duro, vamos como casi todo el mundo. Realidades me facilitó el acceso al REMI (yo no sabía que existía), me proporcionó asesoramiento laboral (cumplo 60 este año, así que por mucho entusiasmo que le pongan ya sabéis como va esto). Durante dos años fui usuaria del servicio de vivienda y me proporcionaron la asistencia psicológica que necesitaba para salir del agujero. Todo esto me alejó de cualquier posibilidad que pudiera existir de que yo cayera en cualquier tipo de exclusión, porque aparte de no tener un duro, situación que por desgracia está muy normalizada, yo no me siento excluida de nada.

     Creo que Realidades va a intentar guardar el tipo, aunque sea con servicios mínimos, pero yo me pregunto ¿Qué va a pasar ahora con los usuarios para los que estos servicios son vitales para salir del pozo? ¿Qué va a pasar con las viviendas, con las ayudas para medicamentos, con el centro de día de Coslada, con la ayuda de los servicios de empleo? Y no hablo del blog porque si se vieran obligados a suprimir esta actividad, yo seguiría desde mi casa. Vamos que no los pienso dejar tirados. Que si hay que ir a gritar a alguien yo grito mucho.

     Y como dicen que es de bien nacidos ser agradecidos, desde aquí mis más profundas gracias a Esther. Sin tu ayuda yo no sería una señora tan estupenda.
    
    


1 comentario:

  1. si seguimos asi, con este gobierno todo sera a pique, las pensiones que ya se han dedicado a vaciar, para vuscar la privaticad todo en bienestar de sus colegas y no de la publica, esta claro eso de lo publico no da dinero, entonces a robar es lo que estan acostumbrados.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! Aparecerá dentro de poco publicado